¿Cómo saber si una relación de pareja tiene un futuro?

¿Cómo saber si una relación de pareja tiene un futuro?

El amor trae consigo un torbellino de emociones y te confunde con sentimientos contradictorios.

En todo este tumulto, una de las preguntas que te da miedo preguntarte es si esta relación de pareja tiene futuro por miedo a que de alguna manera se puedan echar a perder las cosas. Corresponde sólo a la naturaleza humana el saber lo que va a ocurrir a continuación, especialmente si crees que esta pareja es la ideal para ti. Si bien no existe una única fórmula infalible aquí hay algunas preguntas que debes hacerte si quieres saber si tu relación de pareja tiene futuro.

¿Qué tal os comunicáis?

La comunicación es la clave para una relación de pareja exitosa de cualquier tipo, en el lugar de trabajo, en tu familia o con un amante. Si tú y su pareja vais a permanecer juntos, es crucial que seáis capaces de comunicaros entre vosotros con eficacia. Esto es mucho más que preguntar a tu pareja sobre qué tal le ha ido el día o recordarle el recoger a los niños de la escuela. Incluye tener un intercambio significativo de pensamientos, sentimientos, esperanzas y ansiedades que pueden o no estar directamente relacionados con la relación, pero que van a tener algún impacto a largo plazo.

¿Cómo saber si una relación de pareja tiene un futuro?

¿Compartís los mismos valores básicos sobre la vida?

No importa lo fuerte que sea la química sexual, una relación sólo puede durar cuando dos personas comparten los mismos valores fundamentales sobre la vida y el amor. Esto no quiere decir que el amor no pueda ocurrir entre personas de diferentes orígenes culturales o religiosos, sino que para que una relación sobreviva a largo plazo, ayuda si ambos sienten de la misma manera lo que es y lo que no es importante en la vida.

Por ejemplo, si tú crees que es mejor ser honesto y vivir una vida razonablemente cómoda mientras que tu pareja desea subir la escalera corporativa, no importa cuál sea el costo ético, más pronto o más tarde puedes acabar teniendo una brecha insalvable en tu relación. Por otro lado, si tú y tu pareja creéis en vivir la vida de acuerdo a unos principios morales o culturales similares, entonces tenéis más posibilidades de permanecer juntos.

¿Son similares vuestras prioridades financieras?

Los problemas de dinero son una de las razones más comunes de las rupturas una vez que una pareja empiezan a vivir juntos. Si tu y tu pareja pensáis de la misma forma sobre el gasto y el ahorro, la inversión y los gastos entonces estaréis entre los pocos afortunados que son compatibles financieramente. Esto no sólo hace que sea más fácil administrar el hogar y ahorrar para gastos de emergencia, además hace que las vacaciones y otros gastos lúdicos sean mucho más asequibles. Al final ambos podréis vivir una buena vida y, lo mejor de todo, disfrutarla juntos.

¿Os gusta hacer las mismas cosas?

Existe más tiempo del que podréis pasar con los amigos o teniendo relaciones sexuales. En una relación a largo plazo, las parejas deben encontrar otras cosas que hacer juntos. Tener intereses mutuos o aficiones comunes son un buen augurio para un futuro compartido, ya que hacen posible disfrutar de la compañía del otro a través de una.

¿Está dispuesto cada uno ceder espacio?

A primera vista, este punto puede parecer contrario al anterior pero las relaciones son cuestión de equilibrio. Al igual que es importante querer pasar juntos un tiempo de calidad, una relación a largo plazo funciona mejor si las dos partes de la pareja aprenden a dar uno al otro también algo de espacio. De hecho, ningún miembro de ninguna pareja puede atender a todas las necesidades de la otra parte (un hombre necesitaría amigos para jugar al golf, mientras que una mujer sería más feliz de compras con sus amigas). También a veces una persona puede simplemente necesitar un poco de tiempo para estar solo. Si ambos pueden hacer compatibles sus intereses individuales y sus propias vidas sociales sin dar paso a la desconfianza y los celos, es un signo de una relación muy madura que es probable que dure mucho tiempo.

¿Cómo saber si una relación de pareja tiene un futuro?

¿Están en sintonía las necesidades sexuales?

El sexo es un indicador importante de la salud de una relación de pareja. Mientras que en las primeras etapas, las parejas parecen no tener suficiente el uno del otro, con el tiempo la pasión parece esfumarse y luego la relación está en peligro irse abajo. A pesar de que no es necesario para que tú y tu pareja tengáis exactamente las mismas preferencias sexuales, es crucial entender las necesidades sexuales de tu pareja y estar listo para hacer un esfuerzo en su cumplimiento.

¿Cómo resolver los conflictos?

Todas las relaciones tienen sus momentos de desacuerdos. De hecho, sólo una relación que no fuera ni libre ni igual estaría completamente carente de conflictos. El truco, sin embargo, es hacer esfuerzos para resolver el problema en lugar barrerlo y esconderlo debajo de la alfombra o pretender que no existe. De hecho a veces es aún mejor el discutir a fondo los problemas, pero acuerdo a ciertas reglas. Si tú y tu pareja entendéis esto en lugar de recurrir a los ataques personales y chantajes emocionales, es más probable que seáis capaces de resolver los problemas a través de los desacuerdos.

¿Queréis conocer a las respectivas familias?

Una de las señales más seguras que una relación tiene futuro es cuando las parejas se sienten listas para traer a sus respectivas familias a la relación. Una persona desea que sus padres o los hijos de una relación anterior conozcan a su pareja sólo si esta última significa algo más que una cita fecha casual. Si por el contrario una persona que mantiene aparte su vida amorosa de la vida familiar tiene pocas posibilidades de que la relación continúe a largo plazo.

¿Habláis del futuro?

Por último, el signo más evidente de que una relación tiene futuro es cuando se habla juntos de ella. Hasta el momento tal vez no podáis compartir exactamente las mismas prioridades, como cuántos hijos tener, pero probablemente llegareis a discutir lo que os gustaría hacer en los próximos días y lo que os gustaría ser en el contexto de esta relación. Si tanto tu como tu pareja estáis hablando de esto e incluso tratando de fusionar vuestras prioridades, ésta es sin duda una indicación de que vais por el camino de hacer que las cosas funcionen.

Te puede interesar:

Los 10 consejos que deberías saber para tu primera cita

Cómo enamorar a un hombre

Cómo seducir y atraer a una mujer

5 reglas para antes de iniciar una nueva relación

Salir de la versión móvil