Salir (bien) del divorcio con 12 consejos

Pasar por un divorcio es sin duda el evento más doloroso que jamás hayas tenido que experimentar.

Este acto de separación trastorna tu vida cotidiana y te conmueve hasta lo más profundo de tu ser. En estas circunstancias, tras un divorcio es normal perder la confianza en uno mismo. Pero esta caída de la moral debe seguir siendo temporal. Ha llegado el momento de reconstruirte, lento pero seguro.

Por lo tanto, recuperar la confianza en ti mismo después de un divorcio es una forma de darte la oportunidad de comenzar de nuevo.

Salir (bien) del divorcio con 12 consejos
Salir (bien) del divorcio con 12 consejos

¿Por qué perdemos la confianza en nosotros mismos después de un divorcio?

Un divorcio, ya sea solicitado por ti o no, es siempre un paso doloroso de tomar. Tu mundo se está desmoronando y estás perdiendo el equilibrio tanto como estás perdiendo la confianza en ti mismo. Saber por qué estamos tan perturbados es un paso adelante en tu reconstrucción.

Para ayudarte a ver con más claridad, aquí están las principales causas de la pérdida de confianza en sí mismo después de un divorcio:

La culpa

Nos sentimos culpables por haber dejado a nuestra pareja y por ser la causa de su sufrimiento. Por el contrario, si es tu pareja la que te ha dejado, tiendes a creer que es culpa tuya. Este cuestionamiento constante tiene un impacto negativo y terminas perdiendo la confianza en ti mismo.

Sentir una sensación de fracaso relacionado con una relación rota.

Es difícil poner una cruz en un amor que duró años, porque no esperabas que terminara así. Tienes que compartir las cosas. El hecho de que tu relación termine en una ruptura no significa que tu relación sea un fracaso o que hayas perdido el tiempo.

Argumentos previos a la separación y los relacionados con el divorcio pueden haberte debilitado. Cuando levantas la voz, dices palabras hirientes. Estos reproches se van integrando poco a poco en el inconsciente y te hacen perder la confianza en ti mismo.

El cambio profundo e intenso en tu forma de vida.

Después de un divorcio, nadie vive igual. Es posible que tengas que mudarte por razones financieras o prácticas, por ejemplo. Pero es sobre todo la vuelta al celibato lo que hay que gestionar lo mejor posible. ¿Puedo vivir solo? ¿Cómo manejar la vida diaria sin mi esposo o mi esposa? Son tantas las preguntas que desestabilizan…

Una herida narcisista en la infancia.

Una ruptura puede sentirse como rechazo o abandono. Este sentimiento puede ser aún más fuerte si uno ha experimentado ya esta situación en el pasado.

Salir (bien) del divorcio con 12 consejos
Salir (bien) del divorcio con 12 consejos

¿Cuál es la diferencia entre «autoconfianza» y «autoestima»?

La confusión está ahí, ya que los términos son muy cercanos. La confianza en uno mismo es todo lo que se relaciona con acciones, objetivos y metas. Tener el coraje y la confianza para hacer algo. Perder la confianza en uno mismo es tener miedo de hacer o emprender. La autoestima es el valor que te das a ti mismo. Perder la autoestima es no sentirse lo suficientemente bien y devaluarse.

Estos dos conceptos no siempre están vinculados. Pero pueden llegar a serlo si la pérdida de confianza en uno mismo es permanente en el tiempo. A fuerza de no actuar, nos subestimamos. Por lo tanto, es importante poner en marcha rápidamente después de tu divorcio las acciones necesarias para recuperar la confianza en ti mismo.

¿Cómo recuperar la confianza en uno mismo después de un divorcio?

La etapa posterior al divorcio no es un final. Aunque el sufrimiento sea difícil de superar, es hora de pensar en ti mismo y reconstruirte. Estos consejos están aquí para ayudarle a volver a la cima.

Lamentar tu relación pasada

Para avanzar, es fundamental que aceptes tu divorcio. No hay necesidad de que estés en negación o esperando una reconciliación con tu ex pareja. Deja de llamarle, de preguntarle cómo está, quita las fotos que te recuerdan la vida en común. En definitiva, corta el cordón con tu ex y llora tu relación anterior.

¿Cómo llevas el duelo de tu divorcio?

Libérate de tus emociones como la tristeza y el resentimiento. Nunca es bueno experimentar ira contra la vida, contra tu ex, contra todos los que pudieron haber evitado este desastre, o peor aún contra ti mismo. Grita tu dolor, patea una almohada, boxea por un trimestre. Una vez que el peso del sufrimiento del divorcio se haya ido, podrás ver tu futuro desde un nuevo ángulo.

Comprender los motivos de la ruptura para reconstruirte psicológicamente

Un divorcio es un shock tal que a veces es difícil escuchar las razones subyacentes. Lo ideal es preguntarle a tu ex pareja, sin vergüenza ni tabú, en el contexto de un intercambio constructivo. Por supuesto, estas palabras son dolorosas, pero son esenciales. A veces las causas son difíciles de entender.

La respuesta puede ser vaga y subjetiva. Pero es una respuesta de todos modos. Lo mismo ocurre si la ruptura viene por tu voluntad: siempre es bueno preguntarte por qué dejaste a tu pareja. Esto te permitirá no reproducir los mismos errores durante una nueva relación.

¿No puedes comunicarte con tu ex?

Puedes discutirlo con amigos cercanos o familiares. También puedes hablar contigo mismo frente al espejo. Este ejercicio de introspección puede ayudarte a comprender, desde tu perspectiva, las razones de una ruptura con tu ex cónyuge.

No importa cómo obtengas las respuestas, el punto es aprender de esta desunión, que sea una experiencia gratificante, a pesar de tu verdadero dolor. La idea es salir más grandes y fuertes.

Perdona a tu ex pareja

El perdón es un paso importante en el proceso de curación. Se trata de disculpar a tu ex por dejarte o de perdonarte por lastimarlo al divorciarte. Al otorgar tu perdón, es como si dejaras de encontrar un culpable y de castigarlo por sus fechorías.

El resentimiento y la ira se evaporan y el sufrimiento termina. Claramente, el perdón cierra la puerta al pasado y abre la puerta al futuro. Si no eres capaz de acceder a la etapa del perdón, trata de comprender mejor los motivos de la separación.

Date tiempo para salir del hoyo

¡Nadie te está pidiendo que recuperes la confianza en ti mismo de un día para otro! Dependiendo del individuo, la reconstrucción puede llevar meses o años. Depende de tu resiliencia, es decir, tu capacidad para superar los choques traumáticos.

El hecho de que tu amiga haya superado su divorcio en tres meses no significa que tú debas hacerlo. En este campo todos somos diferentes y tal vez necesites algo de tiempo extra. Las heridas emocionales son como las heridas físicas: tardan en sanar. Así que date el tiempo que necesites para mejorar.

Salir (bien) del divorcio con 12 consejos
Salir (bien) del divorcio con 12 consejos

Salir de la soledad para reconstruirte después de un divorcio

Al principio, quieres encerrarte en una burbuja. Es práctico para reencontrarse con uno mismo y hacer balance a solas. Sin embargo, no es bueno estar solo por mucho tiempo. Volver a conectarte con tu vida social es una buena manera de retomar el rumbo.

Ir al cine, hablar con la gente, invitar a tu familia a una rica comida y muchos otros eventos que llevan a crear contactos. Aprovecha la positividad de los que te rodean para llegar a lo más alto. Por eso es importante favorecer a las personas que creen en ti y promueven tu bienestar.

Mirando hacia el futuro para finalmente volver a vivir después de un divorcio

Mirando de cerca, la vida en pareja no siempre conduce al desarrollo personal. A menudo pensamos primero en nuestra pareja e hijos, antes de pensar en nosotros mismos. Así se dejan de lado tus sueños, en detrimento de los demás.

Toma esta ruptura como una oportunidad. Es hora de que realices las actividades que son importantes para ti: emprender un viaje a un país lejano, aprender a tocar un instrumento musical, escribir la novela que lleva años en tu cabeza, emprender un cambio de carrera profesional, etc.

Como habrás entendido, lo importante es marcarse metas y emprender nuevos proyectos. Para ayudarte, pregúntate en quién quieres convertirte y qué quieres experimentar en el futuro. No hay duda de que de esta forma, encontrarás nuevos objetivos para reconstruirte.

¡Bien en casa, bien en tus zapatillas!

El divorcio ciertamente está registrado, pero tu hogar seguramente esconde recuerdos de tsu ex cónyuge. Esto es tanto más cierto si todavía vive en el alojamiento que ocuparon juntos.

Ahora es el momento de tomar el asunto en sus propias manos. ¡Nada como una nueva decoración para aportar frescura y novedad! Pinta un tramo de pared de un color alegre, cambia la organización de los muebles, coloca cojines nuevos en el sofá. Y sobre todo, elimina fotos y objetos que te hagan pensar en tu ex.

En su lugar, cuelga nuevos recuerdos como la foto del zoológico con tus hijos, tu mejor amigo haciendo una cara graciosa, etc. El objetivo es hacerte un nido acogedor. Tu hogar debe ser tu punto de referencia, tu refugio. Al estar bien en casa, te sentirás mejor con tu vida.

Cuida tu imagen

Cuando pierdes la confianza en ti mismo, tiendes a desvalorizarte. Nos parece horrible su pelo, no sabemos qué ponernos cuando el armario está lleno de ropa, etc. Este tipo de malestar presagia un cambio. Tu subconsciente te envía el mensaje de que se niega a vivir como antes.

Es hora de pedir cita con el peluquero. Puedes preguntarle al peluquero qué corte te iría bien o elegir uno de sus catálogos. Este es también el momento de practicar deportes en la comunidad, de inscribirte en el gimnasio y de cambiar tu estilo de vestir. Cuando te sientes bella o hermosa, recuperas tu confianza.

¿Volver a estar juntos después de un divorcio? ¡Sí, pero no de inmediato!

Evita volver a tener una relación inmediatamente después de la separación. Date tiempo al tiempo y no te lances al amor fugaz. No hay nada reparador en estas relaciones de curita, como se les llama.

Debe entenderse que estas relaciones cortas conducen inexorablemente a la ruptura y esto, en condiciones a menudo brutales. El efecto sería devastador si esta relación curita terminara en la separación de la otra persona.

En el peor de los casos, podrías encontrarte atrapado en una aventura en la que no te sientas cómodo. Seducción, sí. Un nuevo amor, sí. Pero no hasta que hayas recuperado la confianza en ti mismo y te sientas lo suficientemente fuerte para una nueva relación.

Consulta a un especialista para recuperar la confianza en ti mismo

Una separación dolorosa, ya seas el instigador o el que la sufre, puede convertirse en una depresión más o menos profunda. Cuando los amigos y la familia ya no pueden brindarte apoyo y han llegado a sus límites, entonces es importante saber cómo pedir ayuda externa.

En este caso, no tengas vergüenza en llamar a la puerta de un psicólogo o un coach. No te preocupes, esta es una ayuda única. En ningún caso estarás vinculado con el terapeuta durante años, a menos que hayas elegido esta opción. Unas pocas sesiones son suficientes para recuperar la confianza en uno mismo y empezar una nueva vida.

Para concluir, deja que el tiempo haga su trabajo y reconstrúyete a tu propio ritmo, sin escatimar esfuerzos. Las acciones que pongas en marcha te permitirán recuperar la confianza en ti mismo. Verás que un nuevo mundo se abre ante ti y no pide nada más que ser explorado. Y quién sabe, es posible que vuelvas a encontrarte con alguien que te haga latir el corazón.

e puede interesar:

Cómo crear tensión sexual en 10 pasos

Las 10 estrategias correctas para recuperar a tu ex

Cómo enamorar a un hombre

Cómo seducir y atraer a una mujer

Deja un comentario