Los 10 mandamientos de la seducción

¿Quieres convertirte en un/a gran seductor/a? Entonces debes conocer y aplicar los 10 mandamientos de la seducción. Valido para ambos sexos.

La seducción es un juego y, como todos los juegos, hay reglas. Y no solo reglas, también hay mandamientos de la seducción.

10 mandamientos de la seducción, nº 1. Escucha a la otra persona.

No hay nada menos atractivo que una persona que mira a derecha e izquierda, una persona que parece estar escuchando, pero que no escucha. Esfuérzate por mirar a la otra persona a los ojos cuando te hable sin causarle incomodidad.

Responde y comenta sin juzgar a nadie ni a nada. Te sugiero que tengas reacciones positivas y que recuerdes que un poco de humor siempre condimenta las conversaciones. Por otro lado, ten cuidado, no exageres, sobre todo no improvises como comediante o humorista si no tienes el talento.

Escuchar es una cualidad muy buscada y cada vez más rara, una persona que escucha es una persona interesada.

No mentes lo de «mi ex» por aquí, «mi ex» por allá, «Mi esposo y yo siempre pasamos nuestras vacaciones en la Riviera francesa… Teníamos un apartamento compartido en Florida … Fue mi ex quien se quedó con el auto… » “Tanto hombres como mujeres están hartos de oír hablar del la ex de su nueva conquista, va en contra de los mandamientos de la seducción

Si no puedes evitar decir el nombre de su ex cónyuge cada cinco minutos, entonces no estás listo para conocer a alguien.

Asimismo, evita hablar mal de tu ex diciendo cosas como, «Tenía mal aliento y llevaba dentadura postiza». «

Son errores muy comunes, lamentablemente. Tu mejor amigo o un psicólogo son los -confidentes más adecuados para este tipo de comentarios.

10 mandamientos de la seducción, nº 2. Cúbrelo de cumplidos.

¿Has notado lo tacaños que somos con los cumplidos? Los hombres de hoy temen las demandas por acoso sexual y las mujeres parecen decir que los hombres ya no coquetean. ¡Qué complicado!

A continuación, se muestran algunos ejemplos de comentarios que debes excluir de tu vocabulario:

– «¿Qué comes para estar tan hermosa?» «

-» ¿De quién es ese corazón después de las nueve? «

– «Tu suéter te queda muy bien».

Otro gesto a evitar: silbar a una mujer en la calle o la palmadita en el trasero, o peor aún, aunque quieras hacerlo bien, evita el beso de la mano. Demasiada gente no sabe cómo hacerlo y este gesto se reserva durante las ceremonias protocolares en compañía del Gobernador General o de la Reina de Inglaterra.

Sin embargo, es muy fácil hacer feliz a alguien felicitándolo. Por ejemplo: qué preciosa estás hoy, el rojo es realmente tu color o, como eres perspicaz querida mía, siempre logras adivinar lo que pienso. A las mujeres les encanta ser adivinadas y estar frente a sus deseos. A los hombres también les encanta recibir cumplidos. Decirles que huelen bien y preguntarles el nombre de su loción o incluso señalarles la originalidad de su corbata puede hacer que se sonrojen y guardarán un grato recuerdo de ti. Si el caballero tiene zapatos bien lustrosos, aprovecha para decirle que a menudo se juzga a un hombre por sus zapatos, es halagador y va a favor de los mandamientos de la seducción.

Los 10 mandamientos de la seducción
Los 10 mandamientos de la seducción

10 mandamientos de la seducción, nº 3. Cuídate.

Una buena higiene personal, uñas limpias, cabello limpio, dientes blancos y nítidos y un aliento refrescante no son opciones cuando se trata de querer seducir a alguien. En el Siglo XXI, no hay más excusas, todo está al alcance de la mano para ser más atractivo, pero sobre todo, no se debe abusar. Demasiado es como si no fuera suficiente.

Está bien querer hacer pequeñas mejoras o cambiar un defecto físico que nos impide ser una persona atractiva, ¡pero por favor, ve con mucha prudencia! Pide consejo antes de que te inyecten algo y aprovecha la oportunidad para buscar el consejo de varios profesionales antes de actuar. ¿Tienes un problema grave de sudoración? No dudes en ponerse una inyección de Botox debajo de las axilas.

Caballeros

Los pelos de la nariz y las orejas se eliminan con un pequeño artilugio que se vende en farmacias o en tiendas de afeitadoras. La barba de dos días puede resultar atractiva cuando eres joven y guapo, pero no para todo el mundo. Las joyas para hombres no son necesarias excepto un bonito reloj.

Señoras

El maquillaje y el perfume son deseables, pero no son bienvenidos. Evita todo lo que esté mal. Lo natural está de moda. Incluso las uñas postizas ya no son necesarias. Asegúrate de llevar unos pies bonitos, especialmente en verano con las sandalias, y no dudes en quitar el exceso de vello de las axilas y las piernas. La selva amazónica entre las piernas es un «desvío» total para muchos hombres.

10 mandamientos de la seducción, nº 4. Muestre tolerancia cero… ¡y te evitará!

Algunas mujeres, como algunos hombres, no muestran voluntad de adaptarse. Las mujeres con una tolerancia muy baja tendrán dificultades para encontrar a alguien. Lo mismo ocurre con los hombres.

Cuántas veces he escuchado: «Está bien, no tiene piernas bonitas, tiene un gran corazón.»

Sé abierto y no te detengas en los detalles físicos. Primero, conoce a la persona. Siempre habrá tiempo para decir que no si su conversación no te convence. Cuántas veces escuchamos: «Tienes que tomarme como soy». ¡Mal!

Todos podemos mejorar y negarnos a hacerlo es sinónimo de negarnos a evolucionar.

Seducción y su proceso en 9 fases, un arte a dominar
Los 10 mandamientos de la seducción

10 mandamientos de la seducción, nº 5. Dirige pequeñas atenciones.

Una vez me levanté por la mañana y en mi servilleta había cereales de todos los colores que decían: te amo. Fue hace veinte años y todavía lo recuerdo. Enviar flores, sin motivo, siempre agrada o incluso ofrecer un masaje en un spa son pequeños gestos que rinden mucho en el amor y demuestra que has comprendido los mandamientos de la seducción.

Hacer un desvío para traerle su capricho culinario favorito o incluso recoger su ropa de la tintorería solo para ayudarle es una señal de amor. Sorpréndele cocinando su plato favorito, no solo en su cumpleaños o en el día de San Valentín, queda grabado en nuestra memoria durante mucho tiempo. La generosidad, incluso fingida, es una de las bases de la seducción.

10 mandamientos de la seducción, nº 6. Mostrarás galantería y cortesía.

El seductor siempre ha sido un hombre galante que sabe comportarse en sociedad. En la actualidad, las mujeres también pueden ayudar a los hombres a ponerse el abrigo. Mucha gente sabe que la facilidad para conversar y la elegancia de los modales son argumentos esenciales para llegar a las mujeres. Hoy, a pesar de la evolución de las costumbres, todavía aprecian a un hombre educado, amable y respetuoso.

Pagar la cuenta de la primera cena sola es parte de las convenciones habituales, incluso con las feministas más liberadas. A las mujeres les encanta ser codiciadas, despertar el deseo, sentirse valoradas: la galantería siempre ha constituido el verdadero poder femenino, el de disponer del deseo masculino, de hacerlo languidecer o rechazarlo, un poder del que no tienen ganas de soltar.

10 mandamientos de la seducción, nº 7. Muéstrate como eres. ¡Siempre lo harás!

Ser atractivo es ante todo ser verdadero y honesto después de haber adquirido algunas nociones de buenos modales.

Te invita a un restaurante para no fumadores mientras fumas un paquete por día como mínimo. Consejo de un especialista:

Simplemente dile que te gusta fumar un cigarrillo cuando toma una copa de vino y pregúntale si cree que está mal. ¡Será más brillante que ir al rinconcito a fumar en secreto! Especialmente al volver, ya que se sentirá el olor a cigarrillos.

Del mismo modo, esconder a tres niños en una primera cita no es una buena idea, va en contra de los mandamientos de la seducción, ¡incluso si los últimos tres hombres que conociste huyeron cuando se enteraron!

Además, no digas que eres hogareño si sales cinco noches a la semana.

Ten en cuenta que la verdad siempre acaba siendo conocida y que aunque tu mentira sea inofensiva, ¡la confianza del otro ya estará algo quebrada!

Los 10 mandamientos de la seducción
Los 10 mandamientos de la seducción

10 mandamientos de la seducción, nº 8. Estarás atento a su placer.

Eres vegetariano y cuidas tu peso, pero sabes que a tu pareja le encantan las costillas dulces con ensalada de col y patatas fritas, o el foie gras, invítalo de vez en cuando a un restaurante sólo para complacerle.

Sabes que no puede resistirse a un par de zapatos, haz el esfuerzo de llevarla de compras y por una vez haz el ejercicio de ser paciente, tolerante y verla pavonearse con zapatos. Dile lo atractiva y hermosa que es, y si quieres prolongar la diversión, ve a la caja sin que ella se dé cuenta. Lo que atrae es la diferencia, es la actitud. Aprende a valorar el momento. Cosas que te parecían triviales cuando tenías veinte años cobran importancia de repente: el entorno, un restaurante reservado con antelación, unas velas, una puesta de sol. Cuidarlo todo aporta valor al momento y crea recuerdos.

10 mandamientos de la seducción, nº 9. Evita mostrar y mas aun exhibir tus debilidades

La mujer está sentada y, de repente, dice: «¡Qué calor, deben ser sofocos de mi menopausia!»

Dalo por sentado, estos son pecados contra los mandamientos de la seducción: ¡política, dinero, sexo y chismes son temas que deben estar prohibidos durante cualquier reunión de negocios o sentimental!

Antes de ir a una cita, el hombre telefonea y le dice: «Me lavo los brazos y ya voy». Sobre todo, no te rías, le pasó a mi mejor amiga el mes pasado.

Tampoco es necesaria la idea de precisar que has engordado diez kilos durante tres meses. Déjalo que lo descubra. Siempre es bueno mantener un pequeño jardín secreto.

Decir que has estado en terapia durante diez años y que estás tomando antidepresivos no es aconsejable la primera noche. Ve allí con tus mejores galas, tus cualidades, tus fortalezas. No te estoy diciendo que tengas que mentir, pero por favor, ¡ten un poco de vergüenza frente a un extraño!

10 mandamientos de la seducción, nº 10. Abstente de ir rápido en la seducción.

Hablar durante una hora sobre tus últimas nueve relaciones, terminando con un «ahora estoy listo/a para tener un hijo». ¡Serás clasificado como alguien a evitar!

Preguntarle a alguien si toma medidas para practicar el sexo cuando lo acabas de conocer no es la idea del siglo, ¡puede asustar al otro!

Mostrar buen juicio o sentido común es un valor añadido.

Debo decirte que llegar a una primera cita con otra persona y follar en esta misma noche, tener enseguida su cepillo de dientes, etc. puede sonar interesante para algunos, pero déjame dudar de la longevidad o seriedad de una relación. Sí, sí, sé que hay excepciones, ¡pero no debemos generalizar!

Si quieres embellecer tus relaciones, los pocos ingredientes de los que te hablé son fundamentales para llegar a la felicidad para dos, independientemente del orden en que accedas a ella.

Te puede interesar:

¿Cómo encontrar el amor de tu vida?

Cómo enamorar a un hombre

Cómo seducir y atraer a una mujer

Deja un comentario