Seducción y su proceso en 9 fases, un arte a dominar

El proceso de la seducción es un arte que requiere paciencia, concentración y pensamiento estratégico.

En la seducción se debe rodear a la presa, cegar su entendimiento y encerrarlo en un hechizo sin dejarle tiempo para recuperar sus pensamientos.

Selecciona la víctima de tu seducción

Se trata preferentemente de hacerlo con una persona que sufre de soledad o sentirse triste. Es difícil seducir a una persona feliz y poco imaginativa. Evita arribistas demasiado ocupados y la gente ansiosa poco disponible. Lo mejor de todo es una necesidad no satisfecha de aventura.

Inspira confianza en la seducción

Aparenta ser cualquier cosa menos un seductor, si tu objetivo no ve que tu le manejas o que obedece a tu voluntad, te deseará. La no-directividad es una gran herramienta en la seducción.

5 trucos de lenguaje corporal que mujeres pueden usar para atraer a los hombres
5 trucos de lenguaje corporal que mujeres pueden usar para atraer a los hombres

Mezcla caliente y frío

Cultiva la ambigüedad de tus sentimientos, muestra que puedes ser tanto duro como blando, místico, vividor, ingenuo y astuto. Un encanto enigmático fascina y hace la victima quiera saber más.

Crea necesidades… sin cumplir con ellas

Haz surgir entre tus víctimas tensiones y frustraciones. Cleopatra se llevó a César en la cama la misma noche que lo conoció, pero su verdadera seducción comenzó comparándolo continuamente con Alejandro Magno «¡César no era tan grande comparado con Alejandro Magno!» Ella saco a la luz su incertidumbre, su deseo de demostrar su grandeza.

Haciéndole dudar de su propia masculinidad lo sabía someter. Después del asesinato de César, Cleopatra volvió a Marco Antonio, y le mostró que los romanos eran unos patanes sin educación. Le persuadió de que estaba perdiendo el tiempo entre soldados groseros y con su valiente esposa y que él viviría con su nueva amante todo lo que podía ofrecer una existencia estimulante.

seduccion y su proceso 1

Crea celos

A menudo todos queremos lo que otros quieren, queremos coger lo que otros tienen. Andy Warhol se rodeó de una corte, haciendo gala de su figura, les llevó a reclamar su atención.

Domina el arte de la insinuación

Es el arte de inculcar poco a poco en la mente las ideas que florecerán más tarde, sin que se den cuenta. ES vital en la seducción. Haz declaraciones brutalmente sinceras seguidas de disculpas y retracciones, así tus palabras serán capaces de liberar su verdadero significado en el subconsciente de tu víctima.

Para implantar la semilla de una idea seductora, tienes que apelar a la imaginación, las fantasías y los sueños de los secretos de la otra persona. Lo que pone su mente en movimiento, es evocar lo que quiere oír. La insinuación es eficaz, ya que no pasa por la resistencia natural, sino también porque es la lengua de placer.

En la seducción tienes que entrar en la mente de la otra persona: es ponerse poco a poco en su lugar, lo que te llevará a mirar a través de sus ojos. Dale a tu víctima la ilusión de que era ella quien te sedujo. Todo el mundo se centra en sus gustos, experiencias, opiniones.

Se protege a sí mismo dentro de una coraza y la mejor manera de sacarlo de su caparazón y ser uno con él, es enviar la señal de que eres como su imagen, así su vanidad no se siente amenazada por la diferencia. Para ser el espejo de la gente, debemos centrarnos en ellos con gran atención, para que sientan el esfuerzo que hicimos y así les halagamos.

Seducción y su proceso en 9 fases, un arte a dominar
Seducción y su proceso en 9 fases, un arte a dominar

Pon tentaciones

De la misma forma que la serpiente tentó a Eva con la promesa de un conocimiento prohibido, debes despertar un deseo que sea incapaz de controlar, descubrir los sueños que no conocía, y dejarle ver que tú puedes conducirle allí. Así sentirá una emoción perversa de lo que no puede y no debe tener.

El mundo está lleno de tentaciones, es difícil permanecer virtuoso y honesto y reprimir siempre los más poderosos deseos. Consume mucha más energía el resistir que el ceder a la tentación. Pero recuerda que debes ser vago acerca de futuras esperanzas. Si te muestras demasiado específico o si las esperadas recompensas están demasiado cerca podrías decepcionar.

Tocar el alma con la magia de la palabra

No es fácil llegar a ser escuchados; todos estamos con nuestras propias preocupaciones y deseos, la otra persona tiene muy poco interés en los suyos. Hazle vibrar con frases cargadas de emoción, halágale, tranquilízale, envuélvele con ilusiones, promesas y palabras dulces. Rara vez se piensa antes de abrir la boca y, en general, habrá algo personal.

El lenguaje clave de la seducción no radica en las palabras que decimos o en el tono insinuante de la voz, está hecho para nuestro disfrute y para que tus palabras sean música, habla a tu víctima de lo que le hace feliz, de lo que le preocupa, de lo que halaga su vanidad. La forma de la lengua más anti-seductora es la controversia y la discusión.

Mantén el suspense

Proporcionando sorpresas calculadas y dale la emoción a tu víctima cambiando de repente. Sólo hay que poner un poco de cosas inesperadas en la vida real. Las mejores sorpresas serán las que revelen un nuevo aspecto de tu personalidad. El malvado sultán toma una virgen cada noche y la mata por la mañana. Solamente Scheherazade logró escapar a su destino contándole al sultán una historia que no puede completar al día siguiente.

Te puede interesar:

Cómo enamorar a un hombre

Cómo seducir y atraer a una mujer

Crear tensión sexual

Deja un comentario