¿Cómo seducir a tu esposa?

Cómo comenzar a seducir a tu esposa para impulsar tu relación y restaurar su esplendor inicial. ¿Por qué seducir a tu esposa y coquetear con ella?

Lleváis unos años juntos y habéis vivido momentos intensos y mágicos de la mano. Para que tu esposa se enamorara de ti, tuviste que pasar por un período de seducción, en el que aprendemos a descubrirnos mientras buscamos constantemente complacernos más. ¿Recuerdas cuando te cepillaste los dientes de inmediato cuando te despertaste y volviste con la boca fresca debajo de las sábanas? ¿Qué tal os va hoy?

Tu pareja todavía tiene sentimientos de amor reales y fuertes, pero sientes que la llama no es tan poderosa como antes. El ardor y la pasión se han ido, y quieres saber cómo solucionarlo. Para hacer esto, debes comenzar a seducir a tu esposa para impulsar tu relación y restaurar su esplendor inicial. ¿Estás listo? Saca las manos de los bolsillos, ¡tienes trabajo que hacer!

¿Por qué seducir a tu esposa y coquetear con ella?

Es muy importante comprender que el patrón suele ser el mismo en una pareja y que los errores que se cometen suelen ser los mismos en las parejas que fracasan. ¡Sin embargo, es una cuestión de sentido común!

El hombre tiene una molesta tendencia a relajarse cuando su relación parece adquirida. Una vez casado, por ejemplo, se olvida rápidamente de su luna de miel y ya se apresura a adquirir un nuevo videojuego, o aprovecha la mitad del fin de semana para relajarse con sus compañeros de fútbol.

Para él, esta pieza de metal simbólica que ahora rodea el dedo de su esposa es la garantía del sustento de su pareja. Y es bastante natural que tus esfuerzos y atenciones serán cada vez más raros. No debes olvidar los fundamentos de la seducción. Tu esposa necesita permanecer seducida para estar satisfecha con su relación, ¡no lo olvides!

¿Cómo seducir a tu esposa?

Re – seducir a tu esposa para romper la rutina

Tu relación romántica es como un paseo en barco. Cuando te lanzas desde la playa, es difícil permanecer en la barca con la fuerza de las olas, pero luego es muy fácil: no tienes miedo de mojarte y las olas aportar diversión al viaje. A medida que viajas, el mar se calma: el tiempo pasa y tu historia de amor no es más que un largo río en calma.

Sin embargo lo notarás en un momento u otro, esta calma muerta puede volverse aburrida y poner en riesgo todo tu viaje. Esto se llama rutina y es lo que puede erosionar gradualmente tu historia de amor. Sin embargo, ten la seguridad de que esto no es inevitable y es muy posible remediarlo con el esfuerzo diario.

Para eso, es importante buscar seducir a tu esposa para alimentar esa pequeña chispa que hay entre los dos y que permitirá reavivar la llama entre vosotros.

Seducir a tu esposa incluso después del matrimonio

Ya sea tu novia con la que has pasado dos años de relación, o si es tu esposa durante diez años, ¡el método debe ser el mismo! El hecho de que te hayas prometido amarte y apreciarte hasta que la muerte te separe no significa que tengas que creer que tu vida ya está planificada.

Basta con mirar el número de divorcios en tu país cada año.

Los trámites para el divorcio se han facilitado enormemente a principios de este siglo, y divorciarse es cada vez más rápido. Anteriormente, las mujeres que no trabajaban y que eran infelices en su relación no tenían más remedio que quedarse con sus maridos.

Hoy, si a eso le sumas el hecho de que la sociedad es cada vez más consumista y tiene tendencia a tirar lo que ya no funciona, entenderás que el matrimonio, aunque es un símbolo muy fuerte es cada vez más frágil. Entonces, si quieres conservar a tu esposa, debes hacer muchos esfuerzos a lo largo de tu vida para intentar enamorarla una y otra vez.

¿Cómo seducir a tu esposa?

Algunos consejos para seducir a tu esposa o novia actual

Con la rutina que se establece, tu esposa puede cambiar parcialmente los roles al convertirse, por ejemplo, en tu madre, tu mejor amiga y confidente, o en última instancia, ser solo la madre de tus hijos. Si quieres conservar esa parte del deseo carnal que te volvía loco hace un tiempo, vas a tener que trabajar para seducir a tu esposa.

¡Para seducir a tu esposa tienes que enamorarla!

Haz que se enamore todos los días. El amor seguramente sigue ahí, pero la pasión se ha desvanecido con el paso de los años. ¡Aquí tienes algunos consejos para seducir a tu esposa y no parar nunca!

Sorpréndela

Para reconquistar a la esposa que amas, para seducir a tu esposa, ésta debe volver a enamorarse de ti, y para eso necesitará que rompas con la rutina siendo siempre más sorprendente y original que el día anterior.

No te estamos pidiendo que te conviertas en un verdadero Casanova que prepara una cena romántica todas las noches de la semana. Ya no tendría ningún efecto y te costará mantener el ritmo. Pero necesitas dar rienda suelta a tu creatividad para encontrar lo que sorprende y la hace sonreír.

Puede ser una pequeña sorpresa como una nota en un post-it, un desayuno en la cama o un ramo de flores para ninguna ocasión especial, o algo con asombro como inscribirse en una clase de salsa, una sesión de fotos íntima, una búsqueda del tesoro erótica, etc. El punto es usar la imaginación para llevarla a donde no lo espera.

Para preservar tu relación, debes tomarte un tiempo para ambos.

¿Crees que no tienes suficiente tiempo en tu apretada agenda? ¡Encuéntralo, invéntalo! Para seducir a tu esposa vuelve a hacer las cosas que no has hecho en mucho tiempo, vuelve a tomar una copa en el bar donde os conocisteis, organiza una noche bajo las estrellas, ¡cuida de ella!

Cuídate

Para seducir a tu esposa hay que ser atractivo. Con los vaivenes del día a día y sobre todo con la falta de tiempo, es común que una persona se preste a si misma cada vez menos atención. Tal vez éste sea tu caso y te digas a ti mismo que después de todo, no necesitas complacerla, especialmente cuando vas a trabajar, etc.

¡Falso! Incluso cuando ve que te vas a trabajar por la mañana, o cuando le envías una foto tuya durante el día debe encontrarte atractivo y caer bajo tu hechizo una y otra vez.

Hay muchos hombres que, a diferencia de sus esposas, abandonan la idea de ir de compras porque no les gusta y porque ya tienen un guardarropa bien surtido. ¡Haz un esfuerzo y moderniza tu vestuario!

Tu esposa te conoce bien, así que sorpréndela a veces comprando un nuevo atuendo sin decírselo y usándolo cuando te encuentres con ella a la hora del almuerzo para almorzar juntos. No te descuides, es un patrón sencillo de entender: te cuidas, tu estilo de vestir y tu físico.

Gana más confianza en ti mismo para que eso se sienta a tu alrededor.

Estás más sonriente, incluso más en forma si haces ejercicio, y de esa manera tu esposa se siente más atraída por ti.

¿Cómo seducir a tu esposa?

Deséala

Una de las mejores formas de atraer sexualmente a tu esposa es demostrarle que la quieres más que nunca.

Si estás leyendo esto es porque has entendido que aún es posible – incluso después de veinte años de relación – seguir jugando a la seducción con tu esposa.

Al comienzo de una relación, esta atracción es naturalmente fuerte, pero con la rutina y la monotonía de la vida cotidiana, una pareja puede experimentar una caída en la libido. Demuéstrale que todavía estás buscando esos momentos íntimos en los que los dos pueden encontrarse. No solo para el sexo, sino para los encuentros táctiles, los juegos traviesos, los masajes sensuales, las discusiones bajo la almohada.

¿Es ella la mujer de tu vida?

Pruébalo en tus miradas, tus gestos, tus sonrisas y tus palabras dulces o traviesas que se cuelan en el oído de la sociedad.

Considérala como tu amante, conviértete en su mejor amante, el que puede hacerle olvidar las preocupaciones de la vida cotidiana para un momento mágico de compartir y redescubrir al otro.

Domina la situación

Ten cuidado, algunas frases pueden parecerle un poco machistas. Sin embargo, la mayoría de las veces, es cierto. Ya has escuchado esta frase en boca de una mujer soltera: «Sí, era un buen chico, pero demasiado amable». Ver artículo: Eres demasiado amable con las mujeres y por eso no ligas

¿Alguna vez has notado que muchas mujeres prefieren pasar el rato con un chico malo a veces indiferente, en lugar de con un hombre perfecto y cariñoso?

No te estoy diciendo que seas malo, no. Pero es un hecho: las mujeres tienen debilidad por los hombres que dirigen la relación. En algunas parejas es común ver al hombre dejándose dominar por su esposa porque deja que se hagan las cosas sin ningún esfuerzo. Pero al hacerlo, gradualmente pierde interés en su esposa.

Es importante, por ejemplo, que tengas cuidado de mantener una parte del misterio en ti. Una parte que no pueda captar por completo. Debes mantener la independencia y no ceder a todos tus caprichos: si quieres tener un momento para ti solo, ¡lo necesitas y debes contarlo!

El hecho de que ella no pueda poseerte completamente es lo que mantendrá la llama encendida entre los dos. Una relación de ida y vuelta, una distancia, incluso pequeña, que es importante instalar de vez en cuando para no perder la atracción que tenéis el uno por el otro.

Aprende a decir que no cuando sea necesario, ¡asume tus responsabilidades!

Asimismo, es importante despertar la envidia a través de la curiosidad. Me explico. Te ofreces a ir a buscarla a su lugar de trabajo todos los días de la semana. Ella lo toma como si estuviera prestando atención a sí misma y está feliz con eso. Solo que el día que no vayas a buscarla, ¿qué pasará?

Ya te lo puedo decir, sin conocer a tu esposa. Ella se sentirá frustrada, incluso molesta, y te culpará por ello o se lo guardará para sí misma, pero en cualquier caso se sentirá decepcionada. ¿Qué hacer entonces?

Ve a buscarla de vez en cuando, una vez cada dos semanas, diciéndoselo una hora antes. Tu esposa estará aún más feliz de verte inesperadamente y durante los demás días se preguntará si vendrás o no.

De esta manera despiertas la ausencia, el deseo y la curiosidad de tu esposa que estará más feliz de encontrarte por la noche.

Te puede interesar:

Cómo seducir y atraer a una mujer

Cómo ser un hombre atractivo y atraer a las mujeres

Lenguaje corporal masculino y seducción

Deja un comentario

Salir de la versión móvil