10 tipos de seductores

¿Cuál de estos 10 tipos de seductores eres? ¿Con cuál te sientes más identificado?

¿Por qué se relacionan personas con personalidades tan diferentes? ¿Qué características debe tener un buen seductor? ¿Qué puede atraer tu personalidad? ¿Eres carismático y no lo sabes?

Tipos de seductores: ¿con cuál te sientes más identificado?

En El arte de la seducción, el psicólogo Robert Greene describe hasta nueve arquetipos de seductores. O diez tipos de seductor, si consideramos la figura del anti-seductor. En este vasto libro encontrarás un análisis histórico y psicológico de las grandes personalidades de la humanidad. Ver el libro El arte de la seducción

No basta con conocer las técnicas o las estratagemas para atraer y ser un gran seductor. A veces el autoconocimiento es la clave para conocer tus fortalezas y saber cómo pueden trabajar a tu favor. Todos podemos ser grandes seductores, solo tenemos que encontrar esa luz interior que alimente nuestro carisma y nos haga ganar confianza y autoestima. Como decía Oscar Wilde, uno de los seductores más notables de la historia, “amarse es el comienzo de una aventura que dura toda la vida”.

Pero antes, échale un vistazo a este artículo: Ser más atractivo para el sexo opuesto con 12 trucos

Luego, descubriremos los 9 (más 1) tipos de seductores para iniciar este camino hacia el autoconocimiento y desarrollo personal.

10 tipos de seductores
10 tipos de seductores. La sirena

1. La sirena

Inaccesible, divina, adorable. Sólo hay una en un grupo de amigos. Está cerca y al mismo tiempo lejos. Es la musa de los poetas, la mujer que enloquece a los líderes. Robert Greene dice que Cleopatra fue una de ellas. Detectaremos a una sirena por sus gestos, su delicadeza, su vestimenta muy parecida a la de las diosas.

2. El libertino

Muy asociado a la figura de un «macarra», proporciona experiencias únicas. Entre los diferentes tipos de seductores, el rudo nunca pasa de moda. Transgresor y confiado, sabe que su encanto proviene de los instintos más básicos. Vive al límite, ignorando todas las reglas para que la adrenalina corra por tu cuerpo. Si debe besar, besa con seguridad. Si tiene que mirarte, se adentra en ti. Es capaz de hacerte cometer todas las locuras que no puedas imaginar porque nada te puede pasar.

3. El amante ideal

Experto en ilusionismo; todo en él es artificio. Crea novelas perfectas, sin grietas. Él es capaz de hacer que las mujeres se sientan cómodas y deseadas. Todo es una función escrita para seducir a las mujeres más exigentes. Domina el contexto, sabe hablar, pero sobre todo escucha. Todo es perfecto porque él lo hace perfecto. Si te invita a una cena, te deleitará con sus mejores dotes culinarias; si te invita a dar un paseo, elegirá el mejor paisaje, la mejor decoración.

4. El dandi

Inclasificable, andrógino, elegante, irónico… como el Libertino, con él te sentirás libre. Este es uno de los tipos de seductores más dinámicos e impredecibles. Juega con la masculinidad y la feminidad. Nunca puedes definirlo porque cuando lo piensas, ya ha cambiado. Usan su apariencia física para sugerir como la sirena. Domina a la perfección las habilidades sociales como el amante ideal, pero cuando intentas clasificarlas desaparecen. Si tratas de entender, te confundes… Robert Greene dice que Rodolfo Valentino fue uno de los dandies más importantes.

5. El cándido

Es un niño ingenuo y juguetón. La sociedad no ha logrado domarlo. Mozart fue uno de ellos. Hace fácil lo difícil. Para él todo parece un juego, el cándido tiene el encanto inofensivo de los bebés y el talento subversivo del matón. Tiene inconsciencia magnética. Es imposible enojarse con él porque no tiene maldad.

10 tipos de seductores
10 tipos de seductores. Coqueta

6. La coqueta

Este arquetipo se atribuye a las mujeres pero también pueden existir mujeres coquetas. Cuando te vas, ella vuelve. Cancela citas. Aparece en el momento más inesperado. Siempre llega tarde a sus citas si no ha decidido hacerlo. Cuanto más puedas llamar tu atención, menos la querrás. Si la persigues, estás perdido. Si tratas de ignorarla, te desesperarás.

7. El encantador

Seducción sin sexo. Él te dará lo que quieras sin pedir nada a cambio. Él sabrá cómo halagarte y tranquilizarte. Domina el contexto y siente que junto a él puedes estar tranquilo. No hará ni dirá nada que pueda dejarte a la intemperie. Parece que no le interesa el sexo, no sospecharás de él. Se muestra como un amigo. Te entiende, te escucha, te ayuda, sabe aconsejarte y satisfacerte. Toda esta estratagema te ayudará a apreciarlos y hacerte una pregunta: ¿te gusta o no? A veces parece eso ya veces parecerá que solo son amigos. Pero lo cierto es que si te haces esta pregunta ya habrás caído en sus redes.

8. El carismático

Es el centro de atención. Todos quieren estar cerca de él porque es un manantial de risas y diversión. Nadie se aburre a su alrededor. Es fácil de detectar porque en las fiestas siempre hay mucha gente escuchando y riendo con sus ocurrencias. Es seguro y confiado. Sabe vibrar. Cuando habla, no informa, inspira. Sería un gran político, un gran comediante o un gran narrador. Domina el arte de la comunicación. Él tiene todos estos atributos que los demás no tienen.

9. La estrella

Atractivo y elegante. Tienen una vida que otros no tienen. Es el arquetipo de las celebridades. Su singular e insólita vida es un imán para todos. Su vida es excéntrica y siempre te sorprende. Ve a lugares a los que nunca te dejarían entrar si no fueras con ellos. Pero no todo es lujo. También le apasiona su vida y sus habilidades. Estar a su lado te hará escapar de lo banal y lo vulgar. Te dará una infinidad de experiencias que solo él puede darte. El arquetipo de estrella es sinónimo de glamour.

Estos son los arquetipos definidos por Robert Greene en El arte de la seducción. Tienes que descubrir cuál reside dentro de ti. Explórate a ti mismo y analiza con cuál coincides. Todos caemos en uno de ellos. Y si no, seguramente estemos en este último arquetipo.

10 tipos de seductores. El Anti-seductor
10 tipos de seductores. El Anti-seductor

10. El anti-seductor

Inseguros, egocéntricos, antipáticos: repelentes. No saben comunicarse. Están enojados con el mundo. Tienen poco o ningún conocimiento de las habilidades sociales. No saben cuándo se les necesita. Son inapropiados. Hablan cuando no deben y callan cuando tienen que hablar. Tienen un exceso de confianza o, por el contrario, no tienen confianza.

Afortunadamente, podemos escapar de este arquetipo. Simplemente necesitas mejorar tu carisma personal y tus habilidades sociales. Una buena forma de empezar es trabajar la autoestima y vencer la timidez.

Te puede interesar:

Deja un comentario